Friday, November 30, 2007

'Arma fatal' ('Hot Fuzz'), posiblemente la película más divertida del año - SendMeRSS

Hot Fuzz

Aunque sí, posiblemente sólo para fans de estos tipejos y del humor referencial e ingenioso del que hacen despliegue a lo largo de todo el metraje. Mejor incluso que la anterior de Edgar Wright, ‘Zombies Party’ (‘Shaun of the Dead’), o simplemente igual de buena, pero cambiando los muertos vivientes por los policías. ‘Arma fatal’ (‘Hot Fuzz’) es una película tan divertida que no tiene un solo momento de desperdicio. Después de una larga espera, el 5 de diciembre, por fin estará en nuestras pantallas.

Nick Angel (Simon Pegg) es un agente de policía de Londres que es ascendido a sargento y, al mismo tiempo, descendido al pueblo de Sanford porque en la capital trabaja tan diligentemente que hace quedar mal a sus compañeros y superiores. En el campo se encontrará con los más altos niveles de incompetencia policial que se pueda imaginar en la figura de Frank Butterman (Jim Broadbent) y su hijo Danny (Nick Frost) que, a pesar de todo, se convertirá en su mejor amigo. Pero el pueblecito que aparenta ser todo armonía y que gana año tras año el premio a la localidad más encantadora, esconde muchos secretos.

‘Arma fatal’ es una película larga, pero en la que todos los minutos, todos los fotogramas son necesarios. Y no sólo eso, todos se disfrutan. Durante la primera parte, el guión está preparando una enorme cantidad de detalles que servirán para algo al final. Aunque esta parte de preparación no tenga tanta acción como la que viene después, contiene algunos de los momentos más hilarantes.

En esta primera parte, además, tenemos como aliciente el desfile de rostros de las mejores comedias televisivas británicas y de algunos de los films más recientes. Y sólo con verles la cara a la mayoría de ellos — especialmente a Pegg — ya te ríes. En la escena en la que le comunican a Angel que tendrá que marcharse al campo comenzamos con Martin Freeman, que hacía de Arthur Dent en ‘La guía del autoestopista galáctico’. Cuando tiene que venir una autoridad mayor, aparece el protagonista de ‘Tristram Shandy’, Steve Coogan, y lo rematan cuando llaman al gran jefe y éste es ni más ni menos que Bill Nighy (‘Love Actually’, por mencionar una).

Una vez en el pueblo, el personaje de Simon Pegg se encuentra con el de Nick Frost que, en la vida real también es su mejor amigo, como lo es en la serie ‘Spaced’, una divertidísima caricatura del friquismo y la falta de madurez protagonizada por Pegg en la piel de un dibujante de cómics. En ella, Frost hace un papel similar al de la película: obsesionado con las armas y las películas de acción, Mike siempre quiere montar gresca. El siguiente que aparece es Bill Bailey, especialista en poner caretos en ‘Black Books’, una comedia demencial creada por otro de sus protagonistas, Dylan Moran. Entre los compañeros de trabajo, Pegg tendrá a Paddy Considine (‘Bosque de sombras’). Y así podría continuar…

Podría parecer que sólo conociendo estas series uno se puede reír de la película. Pero no es así, esto sólo es un aliciente más. Los chistes por sí solos (no referenciales) también existen. Eso sí, no recomendaría a nadie verla doblada. No sé si el doblaje será bueno o malo, quizá es fantástico; pero el caso es que se trata de un film que se disfruta mucho más en versión original y los subtítulos de la distribuidora son impecables (no así la traducción del título de la película). Esto no es un comentario externo, viene a cuento porque iba a decir que otro de los elementos humorísticos es el apellido de los habitantes del pueblo y de los compañeros de comisaría con los que en encuentra Angel. Todos hacen referencia a alguna actividad o forma de comportamiento.

Se podría decir que el guión de ‘Arma fatal’ es simple, pero eso sería una apreciación que se quedaría muy en la superficie. Es cierto que el móvil que se busca es de lo más ridículo, pero esto está introducido así a propósito para aumentar el humor. Si se observa bien el guión, se puede comprobar que es uno de los más elaborados que se han visto en años. Todo lo que se presenta encaja de alguna forma en lo que viene a continuación y todo está calculado al milímetro. Ni siquiera las referencias de films de acción como ‘Dos policías rebeldes’ o ‘Le llaman Bodhi’ son gratuitas o sirven sólo para crear humor metalingüístico, sino que tendrán su recompensa.

Además de tener un guión tan divertido, ‘Hot Fuzz’ disfruta de un trepidante montaje hecho con absoluta maestría. Tanto la escena de inicio, como la del protagonista tomando el tren o la apertura y cierre de la comisaría son lecciones de ritmo desmesurado que da gusto verlas y que se podrían contemplar incluso extraídas como piezas sueltas por el puro lucimiento visual que suponen. El final de la película despliega tanta acción como las cintas a las que hace homenaje. Sin tanta inversión como los films americanos, las escenas están muy bien rodadas y resueltas de forma muy competente. Por lo tanto, aunque en realidad esto es lo menor del film, ‘Arma fatal’ también se puede disfrutar como una película de acción más. Pero os equivocaríais si fueseis a ver eso únicamente, lo principal en ella es la comedia.

No sé si necesito recalcar lo dicho, pero por si acaso, trataré de resumir: un film divertidísimo con un humor muy especial dirigido principalmente a amantes del cine y a seguidores el trabajo de Simon Pegg y Edgar Wright. Mira que he insistido en lo graciosa que es y sigo con la sensación de que me he quedado corta. Posiblemente, la película más divertida del año.

En Blogdecine | Trailers, pósters e información sobre ‘Hot Fuzz’.

Link - Email - Fri, 30 Nov 2007 17:20:21 GMT - Feed (1 subs)

Sent using SendMeRss.com.
Visit here to unsubscribe from Blog de cine.
Recommended Feeds/Actions

0 comments:

 
Información Legal