Wednesday, December 26, 2007

BALANCE (III); DE LO BUENO, LO MEJOR - EL SÉPTIMO CIELO

Sobriedad alemana con una puesta en escena gris y austera, "La vida de los otros" era una cinta capaz de conmover componiendo un buen film de espionaje, un certero relato de un trozo vital de la historia de Alemania y un alegato sobre libertad y la intimidad del ser humano. La dirigía un debutante, Florian Henckel von Donnersmarck con el oficio de un veterano. Y además, el mismo, escribía el guión, que presentaba a unos personajes excelentemente retratados. Siempre nos quedará en el recuerdo su maravilloso y emocionante final, más cuando su protagonista, Ulrich Mühe falleciese unos meses después de haber encarnado al agente HGW X/77, que antes que agente, era una buena persona. Merecidísimo Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa.

Salvo en contadas excepciones, David Fincher ha reinventado el cine moderno a lo largo de su carrera. Con "Zodiac", mucho esperaban un nuevo thriller de asesino en serie, muy al estilo "Seven", una de sus grandes obras, sin embargo, el director americano se desmarcó, elaborando una cinta llena de talento e inusual en estos días que corren. "Zodiac" tenía el nervio fílmico de los 70. Su pulcra reconstrucción de los hechos la acercaba al género documental. Pero la cosa no quedaba ahí, porque esta película también era el drama de unos seres obsesionados con un caso imposible, un brillantemente planificado thriller en las escenas donde actuaba el asesino del zodiaco e incluso rozaba el terror cuando los investigadores se aproximaban al paradero de la figura de este asesino de rostro desconocido. La cinta más madura y perfecta que ha hecho Fincher hasta la fecha.

La historia de una rata en su hábitat más antinatural, una cocina, ha permitido a Pixar, y más concretamente a Brad Bird su director, conseguir uno de sus mayores lucimientos y una de sus mejores películas, sino la mejor. Deliciosa o exquisita son adjetivos culinarios que le vienen como anillo al dedo a esta gozosa cinta que tocaba las teclas perfectas (la elegancia de París, el arte de un buen plato, la música de Michael Giacchino) para componer un redondo ejercicio de cine animado al gusto de niños, mayores y hasta del crítico más sibarita. La dupla Pixar-Brad Bird, puede dar muchísimo de sí en un corto/medio plazo, porque la compañía es la mejor haciendo animación y Bird el mejor director del género. Comprense el DVD de "Ratatouille" estas navidades, pero no se lo regalen a sus hijos...quédenselo.

Con un argumento mínimo y una serie de antojos singulares (rodar en lengua maya, con escasez de diálogos, actores desconocidos o no profesionales, etc), Mel Gibson, hizo gala de un enorme sentido del espectáculo y elaboró una apabullante y entretenisima cinta de aventuras, dirigida con gran talento e inquebrantable ritmo narrativo. Si olvidamos su faltar de rigor histórico, y comprendemos que esta película se trata de un divertimento absoluto, podremos entrar en la trepidante huida que propone "Apocalypto" para disfrute propio. Aunque para algunos solo supusiese ver a dos clones de Ronaldinho y Ronaldo huyendo en tanga, para mi "Apocalypto" fue todo un alarde de cine de aventuras, poco común en estos días. Así que, confirmado queda; Me divierten las excentricidades salvajes de Gibson.

Cronenberg se llevó Rusia a Londres e hizo una peli de mafiosos gélida e incomoda. Naomi Watts se metía donde no le llamaban y se topaba con unos tipos que daban miedo. Por ahí andaba Viggo Mortensen, que componía su mejor interpretación hasta la fecha. El también provocaba pavor, pero en el fondo guardaba algo más, aunque no lo quisiese reconocer. Prostitución, bebés abandonados, muerte, traición y sobre todo una atmósfera perturbadora, eran las bazas con las que jugaba el director de "Videodrome" para conseguir una nueva demostración de que con su madurez, se ha vuelto menos visceral sin dejar de ser inquietante. Tras "Una historia de violencia" y "Promesas del este" hay un nuevo Cronenberg, y bien que le damos la bienvenida.

Quien nos lo iba a decir. Ben Affleck es un gran director. Al menos, a juzgar por su única película hasta la fecha, un debut de la mano de Denis Lehane (el de "Mystic River") lleno de conflictos morales, investigaciones privadas y retratos de la clase baja de Boston. Un buen reparto (Morgan Freeman, Ed Harris, Casey Affleck) reforzaban la propuesta novel del bueno de Ben, y hacía de su película toda una sorpresa. Su parte final, aún golpea mi memoria. Los 15 mejores minutos finales de este 2007, que demuestran que cada decisión, por acertada que parezca, puede marcar una vida. Por supuesto, Affleck tiene puntos en los que mejorar, pero "Adiós, pequeña, adiós", es una pequeña gran película, impropia de un debutante con, al parecer, más talento detrás que delante de las cámaras.

La película icono de este año. Porque...ahora todos conocemos a los espartanos, sabemos que fueron las Termópilas y quien era Leonidas. Es más, no se nos olvida que su rival era Jerjes. Y aunque los más puristas de la Historia, pusieran el grito en el cielo al ver "300" (y con razón), el caso es que la cinta de Zack Snyder es todo un ejemplo de como atraer la atención y el interés del público con un producto visualmente aplastante y llamativo, y que además pueda ser recordado más allá del encendido de las luces de la sala de proyección (cosa que no ocurre con los blocksbuster actuales, tan rápidos de consumo como de olvido). "300" era una buena y bonita adaptación de una novela gráfica de Frank Miller, llena de testosterona, que marca un antes y un después en la evolución de los efectos visuales y que será una importante influencia en el cine del futuro.


Críticas de "El Séptimo Cielo";

"La vida de los otros", "Zodiac", "Ratatouille", "Apocalypto", "Promesas del este", "Adiós pequeña adiós", "300".
Link - Email - Wed, 26 Dec 2007 04:50:00 GMT - Feed (1 subs)

Sent using SendMeRss.com.
Visit here to unsubscribe.
Recommended Feeds/Actions

0 comments:

 
Información Legal